La UD Taburiente de la División de Honor Femenina, a pesar de cada vez juegan mejor, no terminan de creerse que pueden dar más de sí, y les ha pasado factura en este vital encuentro frente a el conjunto catalán del CD Terrassa, que supo sacar mayor partido a su equipo con mayor equilibrio y experiencia, y conseguir su tercera victoria consecutiva por 2-1 que casi les asegura su presencia en la copa de S.M. La Reinas, en primer cuarto donde la igualdad fue la tónica y donde el conjunto grancanario tuvo unos segundos de falta de concentración en el segundo tanto del conjunto catalán.

Las grancanarias del Tabu, sudaron la camisa desde el primer minuto hasta el final, y solo una cuestión de “equilibrio” en los minutos finales del primer periodo, hizo que el conjunto grancanario tuviera que ir a remolque del conjunto de CD Terrassa que, a pesar del esfuerzo y empeño que pusieron el conjunto amarillo, supieron sacarle partido a la ventaja conseguida en el primer cuarto para quedarse con los tres puntos en juego.

El técnico Eugenio Paulón, tras el descanso, el conjunto amarillo subido más la presión, “ahogando” la salida del conjunto “rojillo”, pero la falta de intensidad y una vez creer que podían hacer algo más, bloqueaba las delanteras isleñas que tuvieron pocas ocasiones de cara a la portería catalana, a pesar de que la mayor parte del partido se jugara en terreno defendido por el conjunto catalán.

Si a esto se le suma la falta de acierto arbitral, en el área defendida por el conjunto catalán, poco a poco llegaba las prisas en el conjunto isleño que veían cómo iban pasando los minutos en el reloj, y sus acciones no tenían el acierto que esperaban, entre otros motivos, por la gran defensa que realizaron las catalanas en el último cuarto del encuentro.

Paulón, solo espera de su equipo, que siga creciendo en intensidad y limar esos defectos de concentración que hay en todos los partidos, pero que a las grancanarias les suele costar algún gol en contra, como ha sido en este encuentro. Si seguimos en este camino, seguro que saldremos adelante y que solo el no haber sacado al menos un punto frente a este rival directo por la permanencia, no hay que alarmarse, aunque ocupemos la última plaza.

La próxima jornada recibimos al RC Jolaseta, rival contra el que nos enfrentamos con otro “chip” y el ganar en casa sería una muy buna oportunidad para que las jugadoras se den cuenta de que se puede.