El conjunto de DH Femenina del U.D. Taburiente ACEGC en la última jornada de la primera vuelta, antes del parón invernal y fuera de las opciones de entra en el “Torneo del KO”, no supo superar el tempranero gol del Atlètic Terrassa que termino ganado por 2-0, en un encuentro marcado por los aciertos de los escasos errores defensivos del conjunto isleño y  donde otra de las claves de esta derrota fue la falta de “punch” de las delanteras isleñas.

Las grancanarias, saltaron al campo con la intención de cumplir con el objetivo de terminar esta primera vuelta, entre los equipos que están en el tren de cola de la liga por salvar la categoría y, obtener algún punto en su salida e ir saliendo poco a poco de estos puestos, pero la falta de gol en sus delanteras y las pocas imprecisiones de sus defensas, hacen que las del Atlètic sumen los tres puntos en juego para obtener una de las plazas en la copa de S.M. La Reina.

Este marcador a favor, dio tranquilidad al conjunto local, que intentaba aprovecharse de que las amarillas, no se descompusieron y siguieron manteniendo el mismo plan estrategia diseñado por Eugenio Paulón, con la variante de que tuvieron que ser más ofensivas, pero donde el acierto caro al gol “brillo por su ausencia” en el campo del conjunto tarrasense, hasta llegar al descanso.

En la reanudación, las grancanarias pusieron una marcha más en ataque, para ver si alguna de las innumerables ocasiones de las que dispusieron Maru, Ariana, Fani y Omara, se transformar en algo positivo en el electrónico, lo que obligaba al conjunto catalán a replegar líneas y buscar los contragolpes ante una line defensiva menos “gruesa” y donde las catalanas se volvieron aprovechar para terminar marcando el definitivo 2-0, ante la falta de acierto ante Derkes.

Tras la conclusión, Paulón, comentaba “a pesar de que no estábamos preparados para esta derrota, pero tengo palabras de felicitación hacia mis jugadoras por la entrega y esfuerzo derrochado durante todo el encuentro, a pesar de que es una derrota con sabor agridulce, pero todos los encuentros son vitales si queremos seguir un año más en la elite. Ahora llega un parón invernal donde esperamos recuperar sensaciones y mirar en los nueve partidos que quedan hasta el final de la liga y cambiar el rumbo”.